Bienvenidos

Alimentos Transgenicos

1ª Edicion Chamanismo de la Luz (English Version)


Revista EcoChamanica


Conoce Nuestra Lista

Colombia Libre de Transgenicos


PROTEJAMOS NUESTRAS SEMILLAS. VALOREMOS NUESTRAS SEMILLAS. RESCATEMOS NUESTRO CAMPO Y CAMPESINOS COLOMBIANOS

Colombia Libre de Transgenicos

Bhakty Yoga

Videos Recientes

2175 views - 0 comments
1990 views - 3 comments
1721 views - 0 comments
2686 views - 0 comments

Send to a friend

 

 

 

 

Ciencia y Religión: La historia de un conflicto.

 

Desde la remota antigüedad, ciencia  y religión han estado siempre divididas a causa de conceptos éticos y filosóficos referentes al enfoque que ambas le dan a los fenómenos naturales. El teocentrismo, por ejemplo, desechó la idea de que la tierra era  redonda en los albores del cristianismo–sugerida por los alejandrinos y que se perdiera con la quema de la biblioteca de Alejandría- adoptando la teoría de las esferas de Ptolomeo. Por mas de mil años se consideró la tierra como plana hasta el descubrimiento del Nuevo Mundo en el siglo XV.

 

Recordemos la época obscurantista caracterizada por la influencia de la religión que llevó a la inquisición a todos aquellos científicos que se atrevían a desafiar la autoridad eclesiástica con ideas nuevas o muy revolucionarias, como ocurrió por ejemplo con Copérnico y Galileo. Fueron los primeros en plantear la teoría del heliocentrismo, cambiando el concepto predominante hasta entonces de que la tierra era el centro del universo. La revolución copernicana así como mas tarde lo fue la época de la ilustración, marcaron grandes cambios en el ámbito de las ciencias naturales y del desarrollo científico.

 

Ya el gran físico Albert Einstein, en su época, al formular la teoría de la relatividad, puso a pensar a muchos astrónomos, acerca del orden en el universo, la velocidad de la luz y  la existencia de planos o universos paralelos a la tercera dimensión. Pero su aporte fundamental consistió en  plantear que la creación no es un caos hecho al azar, sino que obedece a un orden preestablecido con unas leyes exactas determinadas por un Gran Arquitecto. El genio supo, por supuesto, establecer claramente el limite entre lo material y lo divino, saber llegar hasta donde va la ciencia y hasta donde la religión :”Dios no juega a los Dados”, afirmo obviando con ello el orgullo que caracterizo a las siguientes generaciones de científicos que los llevo a negar la existencia de Dios bajo el supuesto de un universo auoexistente sin principio ni fin.

 

De esta manera, en la modernidad se ha ampliado la brecha que separa ciencia y religión, mientras la primera tilda a la segunda de fanática y especulativa, la religión  critica a la ciencia su vanidad de querer superar lo creación divina y de ciego ateismo.  Y debido a que cada una ha seguido su camino, nos encontramos de cara a grandes cambios en la actual época postmodernista.

 

 

La falsa ciencia materialista

 

Hoy se colocan en tela de juicio los “avances” científicos como la clonación, la transgenesis, el aborto, la eutanasia, y otros mas que han puesto en conflicto a los representantes de distintas religiones, con los científicos, por conceptos éticos.

 

En los últimos años, ha aparecido una nueva ciencia, con alcances insospechados, se trata de la biotecnología, que abarca distintas esferas : la investigación en biología molecular, que es la base de la agro-biotecnología (la cual ha desarrollado la transgenesis), fue una de las primeras , posteriormente se han desarrollado numerosas técnicas biotecnológicas, entre ellas los cultivos de tejidos y órganos, el rescate de embriones, la fusión de protoplasmas, los marcadores moleculares, el establecimiento de la secuencia de las proteínas y el ADN, y la ingeniería genética que esta trabajando en las clonaciones y el estudio del Genoma humano. Por consiguiente, lo mas correcto seria hablar de biotecnologías, esto es, en plural.

 

La tecnología del ADN recombinante o ingeniería genética propiamente tal, difiere de las demás biotecnologías en cuanto otorga al ser humano la facultad de reprogramar la vida de cualquier organismo. Se trata, por ende, de un procedimiento “revolucionario” sin precedentes en la historia de la humanidad. Por primera vez, el ser humano logra introducirse en el código de la vida, con posibilidades infinitas de modificarla.

 

Veamos por ejemplo lo que se esta haciendo en materia genética. La biotecnología, es una ciencia reciente, que se viene desarrollando hace unos 30 años, cuando los científicos descubrieron en laboratorios la manera de aislar ciertos componentes del ADN para cruzarlos con genes de otros vegetales o animales, con el fin de dotarlos de ciertas características. (Ver. Semillas y alimentos transgenicos “Proyecto Vivir”)

 

El problema que se ha presentado es que estas innovaciones biotecnológicas, no establecen una separación entre la investigación científica y los usos industriales masivos, puesto que la mayor parte de las investigaciones se han desarrollado principalmente por el sector privado de los países industrializados, en especial los Estados Unidos y sus descubrimientos están protegidos por patentes que restringen su uso, para provecho de grandes empresas que han invertido sumas fabulosas con miras a su comercio, como ha ocurrido con las semillas transgénicas.

 

A pesar de que los organismos internacionales como la OMC, LA FAO, y las Naciones Unidas han invocado el cumplimiento del principio de precaución y de que el concepto de bioseguridad alude al “uso sano y sostenible de los productos biotecnológicos y sus aplicaciones sobre los seres humanos, la biodiversidad y la sustentabilidad ambiental,” FAO, (1.999) la aplicación masiva de la biotecnología se esta haciendo sin estos principios, teniendo en cuenta además, que las modificaciones del ADN que constituye el código de la vida, puede sufrir alteraciones irreversibles, impredecibles e incontrolables en futuras generaciones.

  

Pero esta ciencia también ha hecho algunos adelantos en cuanto a clonación de seres vivos, y el estudio del genoma humano. Las clonaciones, pretenden reproducir seres vivos a partir de una célula madre adulta como se hizo con la oveja Dolley y recientemente con un perro (realizado por científicos surcoreanos). El proceso consiste en tomar material genético de la célula e introducirlo en un óvulo vaciado de su núcleo estimulándolo luego a que se divida y transforme en un embrión en el seno de una madre adoptiva. Esta practica se ha realizado también con seres humanos, dando origen a un sin numero de reacciones de distintos sectores a los cuales los científicos hacen de oídos sordos pues todo lo justifican bajo el rotulo de “contribución al progreso de la ciencia”. -Gerald Schatte, de la Facultad de Medicina de Pittsburg (Pensilvania).

 

El estudio del genoma humano se esta realizando con grandes expectativas, pues al decodificar las leyes genéticas, se abriría un ilimitado campo de posibilidades para la ciencia medica, como el tratamiento de enfermedades e incluso la posibilidad de programar las características fisiológicas o mentales de los embriones, sexo, etc. con miras a la formación de una raza superdotada.

 

Toda la información para hacer un ser humano está en los genes. Dicen los especialistas del Centro Sanger que entender la biología humana como un gran conjunto de datos capaces de caber en un disco duro de una computadora es de vital importancia para conocer el mecanismo hereditario de la vida. En este, como en otros centros de los Estados Unidos, especializados en genoma,  se están adelantando investigaciones en relación con posibles modificaciones al AND, generando código humano

 

"Este es el esfuerzo científico organizado más importante que la humanidad haya intentado –dice Francis Collins, director del Proyecto Genoma Humano en los Institutos Nacionales de Salud en las afueras de Washington DC.- empequeñece el viaje a la Luna[AG1] ". La gente tiene problemas para entender la verdadera magnitud de este trabajo, dice Craig Venter, director de Celera Genomics de Rockville, Maryland, una compañía privada que desafía los esfuerzos gubernamentales por el derecho de reclamar el descubrimiento del código de la vida humana. Según sus cálculos hay aproximadamente 3,500 millones de letras en el genoma humano. Si fuera un libro y se pudieran leer diez palabras por segundo se necesitarían once años para recitar todo el texto.Un defecto en un solo gen es también causa de otras tres mil o cuatro mil enfermedades hereditarias” (extractado de National Geographics edición Vol. 5 Nro.4 oct.99)

 

Es probable que algunos científicos tengan fines altruistas y trabajen para lograr adelantos científicos que permita tratar enfermedades, realizar transplante de tejidos, etc. que mejoren el nivel de vida del hombre, sin embargo, nadie asegura que no ocurrirá lo que sucedió cuando Einstein descubrió la manera de dividir el átomo en cadena: utilizar la energía nuclear para la destrucción masiva (Hiroshima y Nagasaki) algo que posteriormente el físico genio lamentó profundamente.

 

De hecho algunas investigaciones biotecnológicas se están enfocando a problemas sociales concretos, como por ejemplo el uso de cierta clase de hongos sintéticos para atacar los cultivos ilícitos en naciones productoras, (control biológico) con graves riesgos ecológicos y de salud lo cual es otra expresión de las armas químicas, usadas en conflictos bélicos. Los cultivos transgénicos son otro claro ejemplo de la forma como las compañias transnacionales sacan provecho de los descubrimientos biotecnológicos con fines comerciales. ¿Qué sucederá con las nuevas posibilidades que ofrece la manipulación del genoma humano o las clonaciones?

 

Conceptos éticos

 

El futuro que la falsa ciencia materialista quiere para el hombre no es nada halagador. No comprenden estos hombres de las tinieblas que jamás podrán superar lo que sabiamente Dios creó y que ha demorado miles de años en perfeccionarse. Por eso la tecnología de hoy ha puesto en grave riesgo el equilibrio de la naturaleza con sus experimentos genéticos y la salud del ser humano al modificar el código de la vida. Creer que por una división celular (clonación) puede  “hacer la vida” y enorgullecerse de ello, es una blasfemia pues un ser vivo fuerte y saludable solo puede nacer por vía natural con la unión del esperma vital y el óvulo materno. Desconocen estos científicos la ley de la polaridad, presente en toda la creación, de la unión de los opuestos, masculino-femenino, yin y yang, como principio fundamental para la generación de la vida. Podrán justificar sus experimentos con cientos de argumentos, y decir que en los hechos han podido hacer vida por división celular, pero lo que se objeta es que es una practica anti-natural y por lo tanto, una aberración que viola las leyes divinas.

 

Claro esta, los hombres de ciencia dicen que ellos solo trabajan para la ciencia y que lo demás son posiciones éticas o morales, que no son de su incumbencia, bueno, pero están alterando el equilibrio de nuestro planeta con sus descubrimientos  y eso nos afecta a todos. Si las herramientas que el hombre ha desarrollado para mejorar su nivel de vida, se están llendo contra el, entonces tenemos que hacer un alto en el camino y replantearlo. Hoy en día existe el peligro de que la humanidad incurra en el culto a la tecnología, es decir en una tecnocracia ciega que pone en peligro nuestro mundo.

 

¿Que es bueno y que es malo? Con frecuencia se ha dicho que los términos bueno y malo son relativos con respecto a la cultura, tradición, idiosincrasia de los pueblos, etc. Sin embargo, existe una medida universal reguladora de lo que es bueno y malo para el hombre: la sabia naturaleza. Todo aquello que se hace y desarrolla conforme a ella, es bueno y lo que contraría sus leyes o la destruye, es malo, todo lo antinatural, drogas químicas, venenos,  transgenicos, clonaciones, abortos voluntarios, hongos sintéticos,  contaminación, etc. es contra-natura y amenaza no solo la vida del hombre si no la vida del planeta en general.

 

 

 Gnoseología y Epistemología.

 

Los limites de la Razón pura, fijados por Kant, estarían determinados por los fenómenos del mundo sensible, mas allá de los cuales, “solo es posible especular”. Esta radicalización en la teoría del conocimiento fue la bisagra que abrió las puertas al racionalismo ortodoxo de Occidente bajo el nombre de positivismo que no es mas que un materialismo ignorante desconocedor de los grandes misterios de la creación. La gnoseología o teoría del conocimiento se vio así suplantada por un nuevo enfoque empirista que pretende hacernos creer que solo existen los fenómenos perceptibles del mundo físico.

 

De esta manera surge una nueva disciplina en las ciencias humanas, encargada de analizar la teoría del conocimiento científico. Se denomina la EPISTEMOLOGIA, cuyo objetivo fundamental es desentrañar el cómo, por qué y para qué de la ciencia hasta llegar a la división fundamental entre ciencia fáctica y formal, empírica y teórica. Cuando una se separa de la otra, corre el riesgo de perderse bien sea en el abuso de las leyes naturales o en la especulación y falta de solidez.

 

De hecho, las ciencias formales (teóricas o humanistas) serían las encargadas de determinar los parámetros a seguir por las ciencias puras o experimentales, bajo conceptos éticos o morales, filosóficos o culturales. Ya no al estilo de la inquisición medieval, por supuesto, sino bajo la mirada inquisitiva de los valores sociales.  Lamentablemente, estos valores no son tenidos en cuenta por los pseudo científicos modernos, ya que están violando las leyes naturales con sus nuevos “inventos”.

 

Podemos afirmar que la ciencia materialista obviamente ha hecho aportes importantes a la humanidad pero no puede desligarse de los principios éticos humanistas, así como la religión tampoco puede permanecer ciega a los avances de la ciencia, como ocurrió en la antigüedad. Una y otra, deben complementarse mutuamente, para que el hombre no se desvié del verdadero camino de la superación. Cuando el desarrollo tecnológico supera los valores espirituales, una civilización corre el peligro de autodestruirse. Por el contrario, cuando el fanatismo religioso rehuye los aportes de la ciencia, las culturas se estancan en la ignorancia y la obscuridad. El justo equilibrio, entonces estaría en plantear una unión entre ciencia y religión (de religare, unir con Dios), es decir una ciencia espiritual.

 

                         

 

La ciencia gnóstica

 

Para muchos intelectuales, hablar de ciencia espiritual puede parecer una contradicción, pues suponen que el termino   científico se refiere única y exclusivamente a una clase de conocimiento derivado de un proceso de experimentación: la demostración empírica.

 

Sin embargo, el termino define un conocimiento comprobable que puede someterse al rigor demostrativo de postulados y principios así como a un método de investigación objetivo igualmente valido a la investigación empírica. Estos requisitos los cumple cabalmente la ciencia gnóstica. Porque la gnosis tiene en la ciencia, uno de sus pilares fundamentales junto con el arte, la filosofía y la religión.

 

La Gnosis se opone a la falsa ciencia materialista por considerarla al servicio de la bestia y en contra del equilibrio natural de nuestro Mundo. El V.M Samael, supo plantear esta dicotomía, en que la ciencia se ha apartado de los valores espirituales del hombre. Formuló una nueva ciencia, la Gnosis, como un conocimiento objetivo, exacto y superior, que parte de la investigación de las leyes naturales en otras coordenadas: los niveles superiores, que contienen las leyes de la creación, y que se plasman en el plano físico de la tercera dimensión, algo que el hombre  materialista no reconoce ni comprende pero que es lógico y trascendental. Esta es una nueva epistemología, humana y espiritual, porque usa el método deductivo, partiendo de principios universales, para aplicarlos en concordancia a fenómenos particulares.

 

La humanidad fue dotada desde tiempos inmemoriales, de facultades extra-sensoriales, es decir, que a parte de los cinco sentidos físicos que le permiten percibir la realidad de la 3a. dimensión, posee sentidos internos para percibir las verdades de los mundos superiores. Estos sentidos los tuvo despiertos en épocas antiguas que se remontan a las razas Lemur e Hiperbórea y que por la fijación y la fascinación con la materia, se atrofiaron. Sin embargo, aun tiene la posibilidad de desarrollarlos para conocer esas verdades eternas e inmutables que la ciencia gnóstica devela y conoce para señalar el sendero de la autorrealización intima del ser y la formación de una nueva raza.

 

 El hombre por tanto, no puede pretender burlarse de las leyes divinas, porque viola flagrantemente la creación con obvias consecuencias para el equilibrio de la naturaleza. Todos los fenómenos físicos, son expresión de leyes existentes en dimensiones superiores de la creación, en los planos causales y mentales del Demiurgo como lo llamaba Platón, al Gran Arquitecto, o Causa sin Causa del universo. Platón, el gran iniciado, usó el método deductivo, y por eso al mundo físico lo llamó el mundo de la doxa, u opinión, mientras que al mundo suprasensible, o trascendente, lo denomino episteme (de donde procede el termino epistemología), que es donde se encuentran las grandes verdades, inmutables y eternas

 

Conocer y comprender esas leyes, acatarlas y respetarlas sin violentarlas, es la misión de los hombres de ciencia, antropólogos, ecologistas y esoteristas. Por eso la gnoseología (de gnosis, gnoscere: conocimiento, sabiduría) no se ha perdido, si no que está viva, latente, y es la puerta de entrada a la autentica sabiduría. Está presente en la naturaleza, como lo ha enseñado el Chamanismo Gnóstico de la Luz, porque allí el hombre lo encuentra todo: alimento, refugio, salud y sabiduría.

 

Fue así como el V..M Samael desarrolló una antropología gnóstica completa, que describe las distintas razas que han poblado la tierra, su apogeo y decadencia, desmintiendo la falsa teoría evolucionista de Darwin y sus secuaces, y pronosticando además que esta 5a. raza Aria habría de sucumbir debido al desequilibrio que ha generado la falsa ciencia materialista con sus investigaciones.

 

Como en tiempos del V.M Samael, los Gnósticos tenemos el deber y la responsabilidad de denunciar a los impostores que enarbolan el portaestandarte de la ciencia como el triunfo de la razón sobre la creación. Las nuevas biotecnologías que han aparecido en este comienzo de milenio, están al servicio de la Bestia, representan una grave amenaza para la humanidad y debemos lanzar una voz de alerta. Si el Avatara de Acuario estuviera presente hoy, seguramente no dudaría un instante en acusarlas con toda la fuerza de su verbo, de falsas, perniciosas y nefastas.

 

Necesitamos guerreros de Acuario, dispuestos a levantar la verdadera bandera de la Gnosis revolucionaria para luchar por la vida, la dignidad  y un futuro mejor.

 

Únicamente cuando el hombre vuelva a integrarse con la naturaleza en una perfecta simbiosis de respeto y reverencia, hacia la vida y los elementales, podrá volver a conocer las leyes inmutables y a reconciliarse con la creación y con el Creador. Esta clase de hombres, será la semilla que dará inicio a una nueva raza, la 6a. Raza Coradhi, que volverá como en el Edén a poblar la Nueva Tierra, bajo un Nuevo Cielo.

 

Practikanrraw

practik_37@yahoo.es

 

Nuestro lema es:  Amor, Paz, Vida, Libertad y Triunfo.

 

 

CHAMANISMO GNOSTICO DE LA LUZ. 

  

ASOCIACION CHAMANICA Y ECOLOGICA DE COLOMBIA
Personería Jurídica 0229
chamanismognostico-alta@elistas.net