Bienvenidos

Alimentos Transgenicos

1ª Edicion Chamanismo de la Luz (English Version)


Revista EcoChamanica


Conoce Nuestra Lista

Colombia Libre de Transgenicos


PROTEJAMOS NUESTRAS SEMILLAS. VALOREMOS NUESTRAS SEMILLAS. RESCATEMOS NUESTRO CAMPO Y CAMPESINOS COLOMBIANOS

Colombia Libre de Transgenicos

Bhakty Yoga

Videos Recientes

1652 views - 0 comments
1761 views - 3 comments
1488 views - 0 comments
2466 views - 0 comments

Send to a friend

AMOR  Y  SEXO

                                

EL TANTRISMO

 

 

Es indudable que el sexo es para el hombre moderno, uno de los aspectos más importantes de la vida y por lo mismo, un tema controvertido y revolucionario.

 

Reprimida desde hace uno o dos milenios, con períodos de relajación, la sexualidad se ha desenfrenado; particularmente a partir de algunas posturas psicológicas como el psicoanálisis de Freud hasta convertirse en una obsesión y bien podríamos afirmar que el puritanismo de la era pisciana, le ha sucedido el libertinaje del presente siglo.

 

Tanto el puritanismo como la hipersexualidad constituyen extremos que han degenerado a la humanidad haciéndola involucionar al infrasexo, la fornicación, el adulterio, la homosexualidad, etc.

 

Para el hombre antiguo, conocedor de la Sabiduría, el sexo no era un problema, sino por el contrario, una fuente de vida, gozo y felicidad. Las antiguas culturas de Egipto, Eleusis, el Tibet, los Mayas, los Incas, conocieron y practicaron los secretos del Tantra Yoga ó YOGA DEL SEXO en Templos Sagrados, porque era la puerta de acceso a lo Divino.

 

El sexo era ante todo, un acto sagrado y devocional. En la India y el Tibet, se le conocía al sexo yoga, con el nombre de Ciencia del Tantra.

 

 

 

¿QUE ES EL TANTRA YOGA?

El tantra yoga, es el yoga del sexo, el Sahaja Maithuna, ó unión sexual que trata de prolongar el coito sin llegar al orgasmo y por lo tanto no hay derrame de la energía, así es cuando se hace con fines espirituales. El tantra yoga sin orgasmo, es un acto espiritual ciento por ciento.

 El sexo es la fuente de vida, y tiene conexiones con los 7 planos de creación. La energía sexual está conectada a todos nuestros aspectos psicológicos y cuerpos interiores, porque de él nacimos y es el origen de toda nuestra conformación material, código genético, conectada a lo espiritual; por lo tanto, derramar la energía, es derrochar la vida misma, la luz, la electricidad, el magnetismo.

Conservarla es conservar la fuente de la eterna juventud.

 Fornicar es tener una relación sexual, buscando el simple placer momentáneo del orgasmo y la eyaculación, es decir la mera satisfacción de un instinto animal. Muchas personas defienden la fornicación, diciendo que es una función biológica natural y que la energía sexual no se debe reprimir, si no "liberar". Estos equivocados sinceros, no conocen a fondo el origen real de la fornicación, ni las leyes evolutivas e involutivas de la Naturaleza. Para el tantrista, la sexualidad no se debe reprimir, es cierto, se debe TRANSMUTAR.

 

La humanidad actual solo sabe utilizar el sexo para su placer pasional animalesco, lejos de la pureza y la santidad plena que se requiere para gozar del sexo con absoluto dominio de sí mismo y guiados únicamente por los efluvios del Amor Divino dado por la presencia de Dios en nuestro corazón. En la India de los antiguos, Krishna fue conocido como Dios del Amor y de los enamorados. Krishna y Radarani, quien es la misma Lakshmi, es la pareja perfecta del origen Divino del Amor.

 

CAUSAS DE LA FORNICACION.

 

La fornicación es el mismo pecado original por el cual Dios Jehová, nos expulsó del Paraíso terrenal, corvirtiendonos en muertos vivientes condenándonos por ley a redimirnos con las correspondientes amarguras, dolores, sufrimientos y enfermedades.

 Nuestra conducta de humanoides en nada nos diferencia del animal, somos animales en lo sexual y en nuestros actos, por eso vivimos en un mundo perverso e inhumano.

 Dijo el Señor Jehová cuando puso al hombre en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara: ¨Puedes comer de todos los árboles del jardín, menos del árbol del bien y del mal. No comas del fruto de ese árbol, porque si lo comes, ciertamente morirás¨. Gen, 2 -16-17.

Pero el hombre fue tentado y desobedeció. El fruto se podía contemplar, oler, saborear, pero no comer. La manzana que Eva dio a Adán fue el sexo, el fruto prohibido, la fornicación. La serpiente tentadora fue el órgano kundartiguador. Antes de esto Adán y Eva eran todos los hombres y mujeres del Paraíso obedecían a Kundalini, la serpiente de fuego y luz.

 Las fuerzas lujuriosas de los luciferes despertaron en el hombre la pasión animal, sumergiendo su conciencia en ciertos estratos atómicos o regiones luciféricas perdiendo sus poderes. Esa fue la salida del Eden. El Eden existe, el Eden esta en las mismas dimensiones superiores. Los estados luciféricos y edénico son estados de conciencia. El hombre luciférico derrama el semen, el hombre edénico nunca derrama el semen. La humanidad actual es luciférica. La antigua humanidad de las razas Polar Andrógina, Hiperbórica y Lemúrica, fue la humanidad edénica.

 Pero esta raza actual, se ha degenerado porque la genética animal se ha impuesto sobre la voluntad y la inteligencia.

El instinto animal ha sido más fuerte y predominado más que otras facultades del hombre, lo cual se manifiesta primordialmente en el sexo.

 Mientras el hombre no invierta sus valores colocando lo espiritual por sobre lo animal, el amor consciente por encima del instinto biológico, no podrá alcanzar la trascendencia y la evolución a niveles superiores.

 La puerta de salida del Eden fue el sexo y la puerta de entrada es el mismo sexo, entendido y practicado como suprasexo o tantrismo.

 El fruto prohibido nos hizo conscientes de la ciencia del bien y del mal. Salimos del Eden, pero conocimos el bien y el mal, adquiriendo auto-conciencia y sabiduría. Ahora debemos volver al Eden conociendo esa ciencia a través de la puerta por la cual salimos: el sexo.

 

LA DIVISION DE LOS SEXOS.

Cuando Dios creó al hombre, lo creó Andrógino en las dos primeras razas Polar e Hiperbórea, es decir, que tenía los dos sexos en sí mismo. Su sexo era diferente. No necesitaba el acto sexual en pareja.

 Dice la Biblia que Dios después de crear al hombre, quiso crear alguien que fuera una ayuda para él. Entonces hizo caer al hombre en un profundo sueño y mientras dormía, le sacó una de las costillas de la cual Dios hizo una mujer y se la presentó al hombre, el cual al verla dijo: ¨Esta si que es de mi propia carne y de mis propios huesos¨ gen. 2, 23. Es decir que Eva es parte del mismo Adán y por lo tanto Adán parte de Eva, los dos son uno mismo, pero separados para el autoconocimiento.

 Así ocurrió la división de los sexos, en los principios masculinos y femeninos, pero siendo complementos necesarios para restituir la unidad del Ser primigenio. Hombre y mujer son parte de una misma unidad y fueron divididos en épocas de la raza Lemur, para que se pudieran conocer así mismos y conocer la ciencia del bien y del mal, es decir conocer lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno.

 Cuando el hombre y la mujer entiendan que son uno mismo y que no pueden pretender cambiar las leyes del creador, que todo lo que tiene la mujer le hace falta al hombre, y que todo lo que tiene el hombre le hace falta a la mujer, solo así se podrá iniciar el cambio.

Yin y Yang son dos principios universales; donde quiera que haya creación hay yin y yang en acción, en movimiento, es la eterna lucha de contrarios, la dialéctica permanente de la creación.

 El yin y el yang están presentes desde lo más pequeño hasta lo más grande. El hombre y la mujer son el yin y el yang hechos carne, cuerpo físico. Su misión es unirse accionando sus principios energéticos que le fueron asignados por la gran ley y los Maestros Superiores. La noche no puede desplazar al día ni el agua al fuego. Tanto el yin como el yang son elementos necesarios para el balance de la vida.

 Hoy en día existen corrientes y doctrinas que pregonan la lucha de los sexos. El feminismo, el machismo, el homosexualismo, el lesbianismo, son tendencias degenerativas que pretenden crear una polaridad en la Naturaleza, atrofiando las leyes naturales y divinas con una consecuente degeneración del género humano.

CLASES DE TANTRISMO.

 Existen tres clases de tantrismo:

 Tantrismo Negro:

 Es la unión sexual en la que se derrama la energía por medio del orgasmo. También se conoce como Magia sexual negativa. Todo tipo de práctica de magia sexual que tenga como final el derrame del vaso de Hermes - eyaculación- es magia negra, no importa los propósitos. Toda unión sexual en que participen más de dos individuos de sexos opuestos, es magia negra. La magia negra sabe tan bien como la magia blanca que el poder del mago radica en el sexo y su uso. Por eso los magos negros usan el sexo negativo para obtener sus poderes y tienen sus sacerdotisas y sus rituales opuestos al kundalini para lograrlo.

Así, despiertan el órgano kundartiguador, la serpiente tentadora del Edén, descendiendo a los abismos atómicos formando la cola de los demonios en el plano astral. De esta manera los hechiceros manejan inconscientemente los chakras del bajo vientre que conectan con la cola de Satán.

 Toda persona es potencialmente un tantrista negro mientras no decida cambiar su conducta sexual.

 

Tantrismo Gris:

 Este es uno de los más usados en las escuelas de yoga que saben algo de sexo, pero lo emplean sin importar si hay o no derrame del Ens Seminis. En el tantrismo gris unas veces se llega al orgasmo y otras no. Pero finalmente degenera en tantrismo negro.

 Toda persona que comienza a trabajar con la energía sexual es primero un tantrista negro, luego pasa a gris mientras aprende a controlar la fuerza sexual por medio de la voluntad y la perseverancia.

 Tan solo cuando perseveramos, cuando buscamos en la mente instintiva animal las causas de la fornicación, cuando aprendemos a valorar nuestra semilla, cuando entendemos que todo lo que Dios puso en nosotros es sagrado y tiene una función tanto en lo material como en lo psicológico, que hay una relación profunda entre nosotros y nuestro espíritu, tan solo así, estaremos dando los primeros pasos a una transformación de nuestra energía. Pero esto no basta con leerlo, es en la práctica real que se logra dicha transformación.

 

Tantrismo Blanco:

 Es aquél en el que nunca se derrama la energía sexual; se renuncia al orgasmo animal para alcanzar una meta espiritual. La clave del tantrismo blanco es ésta: Introducir el miembro viril -lingam- en la vagina -yoni- de la mujer y retirarse sin derramar el semen. Así despertamos el kundalini, la serpiente de luz, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes, que sube eliminando la cola de Satán y abriendo nuestros chakras.

En el tantrismo blanco, nunca se derrama la energía. Una caída significa el fracaso. Por eso muy pocos perseveran y otros retroceden fácilmente al tantrismo gris o negro. El tantra yoga blanco es una disciplina que a pocos gusta, porque contraría el instinto genético animal del hombre y es muy difícil cambiar de un momento a otro.

 Antiguamente, los iniciados en el culto del tantra, eran sometidos a grandes pruebas, antes de que se les revelara este secreto. Primero se les prohibía toda unión sexual, obligándolos al celibato. Más tarde, según su grado de conciencia, se les revelaba este gran secreto. Hoy, la Gran Logia Blanca, ha permitido entregar, develar este gran Arcano a la luz pública como la llave que abre la puerta a la salvación, porque estamos en los tiempos del fin.

 Somos seres espirituales que venimos reencarnando como hombre o mujer en distintas existencias. El espíritu es ajeno a la carne, antes fuimos hombre, ahora nacemos mujer, etc. pero en la carne está nuestra misión ahora y debemos actuar conforme a las leyes de la naturaleza. Si no hacemos y cumplimos la ley, la ley nos lo demandará más tarde. Para ser amos de la naturaleza, debemos obedecer y servir primero, siguiendo sus leyes y respetándolas.

 
LA PRACTICA DEL TANTRA:

 

El tantrismo blanco, es la unión de un hombre y una mujer, ¨uno que ama más y otro que ama mejor¨, fusionándose el uno con el otro hasta llegar a la adoración del Padre y la Madre Divina, controlando sus mentes y en consecuencia, desechando conceptos falsos acerca de la guerra de los sexos.

 El acto sexual en el tantrismo blanco, se debe realizar combinando la fuerza sexual con la espiritualidad, prolongándolo mediante el control de los sentidos y terminando sin llegar al orgasmo. Cuando el hombre y la mujer se unen en el éxtasis supremo del amor puro, se activan los poderes que cada uno ha recibido por dádiva Divina.

Mientras practica el tantra, la pareja debe mantralizar la palabra

I A O, que dá la fuerza a la energía sexual para subir por la médula espinal. IAO, representa la conexión del corazón y la videncia del plano astral. Este mantra armoniza el universo en nuestro interior.

 Hay que entender que hombre y mujer son IOD-HE-VAU-HE, es decir, uno mismo. Esta es la palabra mántrica que debe resonar el tantrista blanco. IAO, es el nombre bendito de la Madre Kundalini Ramío, vocalizarlo en las prácticas, energiza nuestra conciencia.

 

El Tantra y el Matrimonio Perfecto

 

Si en la cultura hindú, Shiva el danzarín divino simboliza el eterno masculino, Shakti es la otra cara de la moneda, la potencia creadora femenina, siendo ambos inseparables. Por supuesto, no se puede preferir un lado u otro de la moneda, ambos son una unidad, ambos tienen su valor, cara o cruz, pero unidos en una pieza imposible de separar.

 Shakti simboliza la naturaleza creadora, el eterno femenino, la madre natura, la Pacha Mama, el amor materno, la dulzura, la entrega incondicional, la fertilidad, el principio germinativo del universo. Cuando la mujer entiende su papel pasivo-receptor frente al hombre -que es activo- sin sentirse inferior, aprende a amarle y servirle como su Sacerdotisa y a su vez el hombre aprende a valorar todo aquello de espiritual que hay en la mujer. Ambos son el complemento perfecto y para que la práctica del tantra sea correcta, ambos deben asumir el papel que la naturaleza les otorga.

Ambos, hombre y mujer, se hicieron para amarse y servirse mutuamente y no para luchar por una supuesta competencia producto del egoísmo y una liberación mal entendida. Todo hombre para nacer necesita una mujer, también en su infancia. Cuando el hombre y la mujer son educados con sabiduría y amor, ofrecerán al mundo sabiduría y amor. En hogares sin padre ni madre, habrá frustración, odio y allí se inicia el mal en el mundo.

 No todo es culpa del hombre, como dicen los chamanes feministas USA. La humanidad a través de la historia ha cometido muchos errores, pero no todo es culpa del hombre. Detrás de todo hombre hay una mujer y la mujer también es parte de la sociedad. Ambos son la base de esa sociedad, porque con su unión se procrea y perpetúa la especie.

¨Hombre, no sólo debes reproducirte, sino superarte. Sírvete para ello de las mieles del matrimonio¨, decía el sabio Nietzsche. El tantra es el camino de la evolución espiritual. El hombre debe recuperar lo que otrora perdió por desobediencia. La humanidad no es una especie acabada sino un proyecto genético y espiritual. También dijo Nietzsche: ¨El hombre es sólo un puente tendido entre el animal y el superhombre. El hombre es tránsito y no meta. Todo lo que en el hombre hay de valor, es aquello que puede conducirlo al superhombre¨

 El ideal del superhombre, no es un imposible. La raza actual está en decadencia y de ella se seleccionará la semilla que dará como fruto una nueva raza. Se necesita preparar un grupo selecto de personas que hayan evolucionado espiritualmente y ello se consigue deteniendo la causa de la involución: la fornicación. Ello se consigue volviendo al orden natural de las cosas, como Dios las puso.

 El camino para alcanzar la meta del superhombre, es el sexo, la misma energía creadora, la piedra fundamental, el secreto de los alquimistas, sobre la cual podrá formarse una nueva raza, erigirse la civilización del futuro que dará a luz la Era de Acuario. Entonces los hombres poseerán el secreto de la piedra Gema Hamporaseh.

 

 VASUDEV 

 <mamakunapa@yahoo.co.uk>

La Lucha de los Sexos

 

Hoy en día, se han impuesto en la cultura occidental, doctrinas luciféricas negativas, destructoras del equilibrio natural, que quieren imponer una artificiosa competencia entre hombre y mujer pretendiendo que uno desplace al otro.

 Hay corrientes feministas -lesbianas- de trasfondos subconscientes, que dicen ser ¨mujeres chamanes¨y pregonan la guerra de los sexos y el odio hacia el hombre. Estas corrientes nacen en los Estados Unidos y fueron iniciadas por unos antropólogos que se dicen y autocalifican de naguales, contaminando a mucha gente jóven, mujeres con problemas psicológicos o sexuales, insatisfechas, frustradas, etc.

 Las brujas hechiceras de USA afirman que el hombre no es necesario porque no tiene matriz, y que la mujer es superior al hombre por tener matriz, pues con ella, puede ensoñar fácilmente. Pero estas falsas chamanes nada saben de la anatomía oculta. Los estudiosos del ocultismo sabemos que la matriz del hombre está en la laringe, el poder del verbo, el sonido y con el verbo crean los dioses, porque el verbo es el principio divino, pero ellas van por otros caminos. Nosotros explicamos la ciencia divina superior.

Los falsos naguales de Carlos Castaneda dicen saber mucho pero ignoran los fundamentos básicos de todo saber. Ellos están haciendo un buen negocio, explotando el feminismo de una cultura en decadencia. Mientras en USA y Europa, los hombres Gay se vuelven mujeres, las feministas se vuelven hombres psicológicamente y pretenden asumir un papel que no les corresponde.

 Así se cierran las puertas de su realización espiritual correcta, acorde a la gran ley que explicamos. Así están de locas estas culturas que se dicen desarrolladas tan solo por tener armamento y bombas atómicas, pero el género humano involuciona y pronto se autodestruirá.

Así como no se pueden destruir las especies animales o vegetales porque todo cumple una función en la naturaleza, pretender que el hombre no es útil para la reproducción porque esta se puede realizar por clonación, como afirma Florinda Donner -v.gr. El Ser en el ensueño-, es una idea que sólo este tipo de mentes degeneradas puede concebir.

 Así mismo, pretenden imponerse tendencias del estilo Esther Vilar, quien afirma que el hombre es un Varón domado por la mujer para esclavizarlo y lograr sus propósitos de comodidad material, vanidad, etc.

Tanto el feminismo como el machismo tienen sus defensores e igual sucede con el homosexualismo y demás tendencias infrasexuales. El origen de estas doctrinas, podemos encontrarlo en impostores luciféricos que contribuyen a que las tenebrosas fuerzas del abismo lleven a la perdición a gran parte de la humanidad inconsciente.